1. Inicio
  2. Blog Refinitiv
  3. Insights del mercado
  4. El plan de inversión sostenible del G7 para África aún no arranca

September 16, 2021 | INSIGHTS DE INVERSIÓN

El plan de inversión sostenible del G7 para África aún no arranca 

Michael Rautmann
Michael Rautmann
Global Head of Emerging and Frontier Markets, Refinitiv

En su reunión más reciente, el G7 se comprometió a destinar US$ 100 mil millones al año para un plan de inversión sostenible que impulsaría nuevos proyectos de infraestructura verde en todo el mundo, pero con un enfoque especial en África. Vea, en este post, cómo esta iniciativa ha sido absorbida por las comunidades de inversión pública y privada. 

  1. El G7 se ha comprometido a poner a disposición US$ 100 mil millones anuales hasta el 2025 para financiar un proyecto de inversión sostenible. El foco principal de la iniciativa, sin embargo, es la infraestructura de África, ya que el continente tiene la intención de "reconstruirse mejor" después del impacto de Covid-19.
  2. África tiene abundantes recursos naturales que pueden ayudar, entre otras cosas, al desarrollo de la energía solar e hidroeléctrica. La región también es rica en depósitos minerales.
  3. Sin embargo, hasta el momento, la contribución de la inversión privada en este proyecto ha estado por debajo de las expectativas.

¿Será suficiente el apoyo del G7 para ayudar a África a desarrollar una infraestructura más sostenible?

En el comunicado de la Cumbre del G7, que tuvo lugar en junio en Carbis Bay, Inglaterra, los miembros del grupo económico se comprometieron con una inversión ambiciosa: asignarían anualmente, hasta el 2025, US$ 100 mil millones de fuentes públicas y privadas para ayudar a estimular el desarrollo de “tecnologías, infraestructura, ecosistemas, empresas, empleos y economías que allanarán el camino para un futuro resiliente con cero emisiones netas que no deje a nadie rezagado”.

El documento está dirigido principalmente a las naciones en desarrollo, diciendo que el G7 reconoce los desafíos específicos que el financiamiento de la transición a economías de emisiones netas cero representa para estos países, y defiende sus compromisos bilaterales y multilaterales de apoyar a estos socios en el contexto de esfuerzos transparentes de descarbonización.

Invertir en infraestructura global: Refinitiv tiene el conjunto de noticias, datos, insights y análisis más completo del mercado

Inversión sostenible en el continente africano

La nota emitida por el G7 destaca particularmente a África, explicando: “A medida que avanzamos con planes de recuperación para apoyar nuestras economías y “reconstruir mejor”, en línea con la“ Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible ”, a través de medidas innovadoras y apoyo presupuestario masivo, los países en desarrollo, especialmente en África, no se pueden quedar atrás.

"Nos preocupa profundamente que la pandemia haya retrasado el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y que continúe exacerbando las desigualdades globales".

Es difícil discutir sobre la lógica de este enfoque. Para que nos hagamos una idea, a pesar de que África aporta solo el 4% de las emisiones totales de carbono del mundo, es el continente más vulnerable al cambio climático. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), un calentamiento de 2 grados centígrados reduciría la producción agrícola en África subsahariana en un 10%.

Los modelos meteorológicos predictivos más recientes, que cubren un período de cinco años de 2020 a 2024, sugieren calentamiento continuo y lluvia reducida, especialmente en África del Norte y en el sur del continente, y aumento de las precipitaciones en la región del Sahel.

Vea: “Infrastructure – The Investment Megatrend”

center
05:12

Recursos naturales renovables en África

Sin embargo, vale la pena recordar que el compromiso del G7 es más que buena voluntad con un continente que ha estado a la vanguardia del cambio climático durante años. África también alberga algunos de los mayores tesoros naturales del mundo.

Siete de los diez países más soleados del planeta están ahí, lo que convierte a la región en el “escenario de ensueño” para proyectos solares; y su vasta red de ríos es un patrimonio con un enorme potencial hidroeléctrico. Además, África concentra la mayor parte de los depósitos de cromo y platino del mundo, que son esenciales para el desarrollo de tecnologías ecológicas como las baterías y las celdas de combustible.

En otras palabras, la combinación única de urgencia y oportunidad sin explotar ha puesto al continente en el centro de atención como el epicentro de la inversión en infraestructura sostenible.

Esta postura es tan fundamental para los objetivos de sostenibilidad global que el presidente de la Unión Europea, Charles Michel, comentó al final de la cumbre: “África debe estar en el centro de nuestras futuras relaciones internacionales”. Haciendo eco de esa declaración, el presidente francés Emanuel Macron incluso pidió "inversiones masivas en las economías africanas".

Si bien todos los líderes mundiales parecen estar de acuerdo en que la región se encuentra en una posición única para convertirse en un centro de industrialización y crecimiento descarbonizado, los críticos cuestionan si solo hacer ese compromiso es suficiente.

Catherine Pettengell, directora de la Climate Action Network, dijo a Reuters que pensaba que el G7 no había estado a la altura del desafío de llegar a un acuerdo sobre compromisos concretos sobre financiación climática. “Esperábamos que los líderes de las naciones más ricas del mundo salieran de la cumbre dejando dinero sobre la mesa, no solo palabras. "

¿Aparecerán los inversionistas privados?

Si bien US$ 100 mil millones al año hasta 2025 es una promesa importante, todavía hay muchos detalles que deben resolverse antes de que se pueda desarrollar un plan de acción real para África. Lo principal es responder a la pregunta: ¿colaborarán los inversionistas privados?

Hasta ahora, este no ha sido el caso.

Según los datos de Refinitiv que rastrean la inversión total en infraestructura sostenible por parte de los países del G7 durante los últimos cinco años, las naciones del conglomerado han invertido alrededor de US$ 22 mil millones en proyectos de infraestructura sostenible en sus propios países, pero solo US$ 3 mil millones en África.

Es más: entre los países del G7, la inversión privada en programas africanos de infraestructura sostenible ha disminuido desde 2017, cuando se asignaron 1.500 millones de dólares al continente; al año siguiente, ese número ya se ha desplomado a 72 millones de dólares. Y hasta ahora, en 2021, solo se han invertido US$ 42 millones en estos proyectos.

Para un movimiento global, este es un comienzo desfavorable. Sin embargo, a medida que los gobiernos más grandes del mundo pongan su poder (y sus dólares) detrás de la iniciativa, será posible capturar los corazones y las mentes de los inversionistas privados. Pero, por ahora, queda un largo camino por recorrer antes de que el movimiento cobre impulso entre los inversionistas institucionales, condición fundamental para el éxito de este proyecto.

Invertir en infraestructura global: Refinitiv tiene el conjunto de noticias, datos, insights y análisis más completo del mercado