October 11, 2022 | INSIGHTS DE INVERSIÓN

El riesgo de crédito sectorial: un indicador certero de los retos económicos de los últimos trimestres

Maria Vieira, Ph.D
Maria Vieira, Ph.D
Quantitative Research Analyst, Refinitiv

Covid-19, emergencias climáticas, guerra en Ucrania, escasez de energía... Bueno, la lista de obstáculos a los que se enfrenta recientemente la economía mundial es larga. Pero, ¿se puede saber cómo ha afectado todo esto a la solvencia de sectores y empresas específicas? Siguiendo un modelo de análisis de riesgo de crédito sectorial, Refinitiv StarMine Structural Credit Risk ofrece respuestas a ésta y otras preguntas.

  1. Como muchas personas necesitaron asistencia sanitaria durante la pandemia de Covid-19, el sector de la Salud fue el menos afectado durante los peores momentos de la crisis sanitaria. Pero eso empezó a cambiar alrededor de octubre de 2021, cuando los números empezaron a bajar.
  2. Con muchos profesionales trabajando desde casa, la demanda de suministros domésticos creció considerablemente, lo que benefició a los sectores de consumo no cíclico de todo el mundo.
  3. Por otro lado, el sector inmobiliario fue el más afectado. Esto es un claro reflejo del cambio en la forma de trabajar, ya que muchas empresas han trasladado permanentemente a sus empleados de las oficinas a los hogares.

El modelo Refinitiv StarMine Structural Credit Risk (SCR) nos ayuda a arrojar luz sobre la cuestión de la calidad del crédito. Utilizando el brote de Covid-19 como caso de estudio, observamos que la pandemia ha hecho que algunos sectores tradicionalmente vistos como dignos de crédito se vuelvan más arriesgados, y viceversa.

Y el mismo modelo (SCR) también nos dice que la economía global aún no se ha recuperado totalmente de los daños causados por los lockdowns, las interrupciones de la cadena de suministro y la inflación generalizada.

¿Qué es el modelo de Riesgo de Crédito Estructural de StarMine?

El SCR se basa en una versión mejorada de un modelo desarrollado originalmente en 1974 por el economista estadounidense Robert C. Merton, que proponía evaluar el riesgo de crédito estructural de una empresa modelando sus fondos propios como una opción de compra sobre sus activos.

Al cubrir más de 45.000 títulos mundiales, el SCR ha demostrado prever el 85% de los eventos de impago (en un horizonte de doce meses) en su quintil inferior de empresas puntuadas.

Según un estudio realizado anteriormente, el SCR obtuvo mejores resultados que el popular enfoque Altman Z-Score para modelar el riesgo de crédito. Además, otro análisis demostró que el SCR puede prever la dirección de los cambios en los spreads de los credit default swaps (CDS).

Las probabilidades de default calculadas por el modelo SCR son mapeadas para componer una clasificación de letras (como en un sistema de clasificación de crédito tradicional) y también categorizadas para crear puntuaciones de percentil de 1 a 100.

¿Qué ocurrió durante la pandemia?

Un gráfico de las calificaciones de las letras del SCR para los sectores empresariales de EE.UU. indica una caída dramática de las puntuaciones de crédito a principios de la década de 2020 debido al impacto de Covid-19 en la actividad económica.

Figura 1: Evolución de la clasificación por letras de los distintos sectores económicos en EE.UU.

Figura 1 – Evolución de la calificación de billetes para diferentes sectores económicos para Estados Unidos. Sectores económicos: Materiales básicos (negro), Consumo cíclico (rojo), Consumo no cíclico (azul claro), Energía (verde claro), Finanzas (verde oscuro), Salud (marrón), Industria (magenta), Bienes Raíces (oscuro ) azul), Tecnología (Rosa) y Utilidades (Gris). Las líneas discontinuas verticales negras, rojas y azules marcan las fechas del 31 de diciembre de 2019, 31 de marzo de 2020 y 31 de marzo de 2022, respectivamente.

A pesar de esta tendencia general, algunos sectores se comportaron mejor que otros desde el punto de vista del riesgo de crédito. El sector inmobiliario, por ejemplo, tenía la segunda calificación de calidad más alta de Estados Unidos en el período previo a la pandemia. Pero luego se desplomó hasta el segundo peor puesto, preocupando a los inversores por el posible impacto económico de la nueva cultura del trabajo a distancia, lo que provocó una avalancha de oficinas vacías, la caída de los alquileres y el descenso del valor de los inmuebles.

Por otro lado, los sectores de consumo no cíclico (alimentación, bebidas, productos de limpieza, etc.) y de tecnología se beneficiaron de los cambios en los hábitos empresariales propiciados por el coronavirus. Esto se debe a que Internet ha permitido que profesionales de las más diversas áreas puedan trabajar fácilmente desde sus casas, mientras que los servicios basados en tecnologías de vanguardia han permitido la adaptación de las empresas a esta nueva realidad. Y, por supuesto, para trabajar desde sus casas, las personas necesitaban más suministros, lo que benefició a las industrias de bienes de consumo no cíclicos.

¿Pero qué pasa con la recuperación de la pandemia?

Pues bien, en la Figura 1, las líneas coloreadas ascendentes (derecha) nos muestran que ha habido una mejora general de la calidad del crédito desde principios de la década de 2020. Sin embargo, ningún sector ha vuelto a mostrar la misma clasificación (positiva) que en la época pre-Covid. Después de todo, otros factores, como la aparición de nuevas variantes de coronavirus y las interrupciones en las cadenas de suministro globales, han frenado la recuperación económica mundial.

Estos cambios en los sectores empresariales de EE.UU. han sido ampliamente replicados en las puntuaciones del modelo SCR para Canadá, Europa Desarrollada, Asia Desarrollada (excepto Japón), Japón y Mercados Emergentes. Y no es de extrañar que en la mayoría de estas regiones, el sector inmobiliario haya pasado de ser uno de los sectores menos arriesgados a uno de los más arriesgados (aunque esta tendencia haya sido menos evidente en los mercados emergentes).

Otro resultado digno de mención fue que Asia Desarrollada (excepto Japón), Europa Desarrollada y los Mercados Emergentes tuvieron variaciones menores en las puntuaciones de crédito (desde finales de 2019 hasta marzo de 2022) en comparación con Estados Unidos, Canadá y Japón.

StarMine Combined Credit Risk Model: Acceda a los modelos de riesgo crediticio StarMine Structural, SmartRatios y Text Mining para obtener la estimación de riesgo de crédito corporativo más completa del mercado

¿Qué sectores mostraron la mejor recuperación?

El gráfico 2 muestra cómo el modelo SCR evaluó el cambio en la calidad crediticia de diferentes sectores en distintos países y regiones geográficas. Este cambio está calculado desde el periodo prepandémico (diciembre de 2019) hasta marzo de este año. El cambio se expresa en términos de "niveles" de calificación crediticia implícitos.

Figura 2: Cambio en los "niveles" de calificación crediticia para diferentes sectores económicos en distintos países/regiones entre el 31 de diciembre de 2019 y el 31 de marzo de 2022

Está claro que el sector inmobiliario sufrió la mayor pérdida de crédito durante el periodo, mostrando un descenso de dos o tres niveles en las diferentes regiones. Otros sectores, como los materiales básicos, el consumo no cíclico y la energía, registraron un descenso relativamente menor (o ninguno en algunas regiones).

Aunque estos tres sectores son los que tienen más probabilidades de volver a los niveles anteriores a la pandemia, ningún sector (en ningún país o región) ha superado hasta ahora la clasificación que tenía a finales de 2019.

Solución innovadora

El modelo Refinitiv StarMine SCR proporciona una visión sensible y prospectiva de la calidad crediticia de las empresas.

En un momento en que la economía mundial sigue sufriendo grandes reveses, el SCR responde a la demanda de los inversores de soluciones innovadoras que respondan a los crecientes desafíos de la gestión y la moderación del riesgo de crédito.

¿Quiere saber más?

Para más información, lea el white paper: "Exploring the Impact of Covid-19 on Corporate Credit". La publicación presenta algunos de los principales hallazgos que el equipo de StarMine realizó al emplear el modelo Refinitiv StarMine Structural Credit Risk para analizar los cambios en el crédito en los diferentes sectores económicos de varios países durante la pandemia de Covid-19.